"> "/>

Tos convulsa o ferina: más severa en niños y lactantes

A la tos convulsa o ferina también se le llama "pertusis". Es una infección del sistema respiratorio provocada por la bacteria Bordetella pertusis (o B. pertusis).

Puede presentarse a cualquier edad pero es más severa en niños y lactantes de menos de un año. Existe una vacuna, pero antes de que se descubra, morían anualmente muchísimas personas.

Se caracteriza por accesos severos de tos que terminan en un sonido "ululante" cuando la persona inhala. Los primeros síntomas son similares a los de un resfriado común (secreciones en la nariz, estornudos, tos leve, fiebre leve). Después de una o dos semanas, la tos seca e irritante se transforma en accesos de tos. En un acceso de tos (que puede durar más de un minuto), el niño puede ponerse rojo o morado. Luego, el niño puede hacer un ruido característico o vomitar.

Debe consultar con el médico tratante para que le recete los antibióticos adecuados. Algunos niños deben ser tratados en un hospital. Por lo general, son hospitalizados los bebés y niños pequeños porque presentan un mayores riesgos. Por ejemplo, pueden tener neumonía (se presenta en uno de cada cinco niños de menos de un año con tos convulsa).