Jabón en barra vs. jabón líquido

Los productos de higiene contienen sustancias capaces de reducir la tensión superficial en la piel para remover suciedades, sebo, microorganismos1. Un producto ideal debe limpiar la piel sin irritarla o dañarla. Los jabones, protagonistas en la limpieza de la piel, se pueden presentar en barra o líquidos. Aunque sean semejantes en su finalidad, pueden presentar características diferentes.

Los productos de higiene contienen sustancias capaces de reducir la tensión superficial en la piel para remover suciedades, sebo, microorganismos1. Un producto ideal debe limpiar la piel sin irritarla o dañarla. Los jabones, protagonistas en la limpieza de la piel, se pueden presentar en barra o líquidos. Aunque sean semejantes en su finalidad, pueden presentar características diferentes.

En general, los jabones en barra están compuestos por agua, surfactantes, agentes de cuerpo, conservantes, fragancia, colorantes o pigmentos e ingredientes especiales, como los hidratantes1. Son, en su mayoría, obtenidos a través del proceso de saponificación, con la combinación de una sustancia grasa y una base alcalina, del que se obtiene un producto con propiedades detergentes2. Dada la naturaleza de esta reacción química, los jabones en barra comunes poseen un pH alcalino en torno de 10 y son menos indicados para el ciudado de la delicada piel del bebé3. Los jabones syndets se diferencian porque están producidos de una manera sintética en la que se puede controlar el pH y acercarlo a la neutralidad, permitiendo una mayor suavidad durante la limpieza4. Una gran ventaja de los jabones liquidos es el precio, más accesible para los consumidores.

Por otro lado, los jabones líquidos, dada la maleabilidad de su estructura, permiten combinaciones más específicas. En cuanto a los surfactantes, por ejemplo, se puede crear una mezcla de tipos: anfotéricos, aniónicos, no aniónicos y surfactantes de silicona4. También se puede agregar y retirar otras sustancias lo que facilita el control del pH4. Los envases, en algunos casos, facilitan el uso del producto, volviéndolo más práctico para el momento del baño del bebé.

En resumen, independientemente de la forma física, los jabones elegidos para el cuidado diario de la piel del bebé debe ser suaves, hipoalergénicos y con un pH más próximo al de la piel y que principalmente contribuyan a la hidratación de la piel infantil5. También es importante recordar que el producto debe ser adecuado por su practicidad y valor.


Referencias:

  1. Kuehl BL, Fyfe KS, Shear NH. Cutaneous cleansers. Skin Therapy Lett. 2003; 8(3): 1-4.
  2. Monteiro EO. Sabonetes e limpadores. Revista Brasileira de Medicina. 2010; 67: 19-22.
  3. Fernandes JD, Machado MCR, Oliveira ZN. Prevenção e cuidados com a pele da criança e do recém-nascido.An Bras Dermatol. 2011; 86(1): 102-10.
  4. Abbas S, Goldberg JW, Massaro M. Personal cleanser technology and clinical performance. Dermatologic therapy. 2004; 17(s1): 35-42.
  5. Blume-Peytavi U, Cork MJ, Faergemann J, Szczapa J, Vanaclocha F, Gelmetti C. Bathing and cleansing in newborns from day 1 to first year of life: recommendations from a European round table meeting. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. 2009; 23(7): 751-759.

Por BabyDove